¡Testimonios que inspiran! Una esperanza que late.

26/08/2021

Para Vanessa Napout, exbecaria Becal y directora de Bienestar y Reinserción Social del Ministerio de Justicia, trabajar en el proyecto de la marca penitenciaria Latente, es más que positivo, ya que ayuda a visibilizar el trabajo que hacen los internos y a fomentar el mensaje de dar oportunidad a las personas que infringieron las leyes.

En todos los centros penitenciarios el 60% de la población forma parte del programa Latente. Trabajan en artesanía, productos de cueros, mobiliarios, vestimenta y otros.

La labor de Vanessa radica en visibilizar el trabajo que se hace detrás de los muros. Los internos reciben capacitación mediante cursos de artesanía. La idea es poder ayudarlos a que el tiempo de encierro no sea un tiempo de ocio, sino que ganen en su formación.

.

.

La exbecaria explica que muchas de las personas que trabajan en el programa son madres o padres de familia, que pueden ayudar, incluso, a sus seres queridos con la venta de los productos que realizan.

Latente es la segunda marca penitenciaria creada por el Ministerio de Justicia; la primera fue Muã, que también muestra productos realizados en las cárceles.

.

.

El nombre está inspirado en la esperanza que late. Como «La esperanza es lo último que se pierde», con esto se busca que la gente se anime a dar una segunda oportunidad a los privados de libertad.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.